Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

5-2-1: Un criterio sencillo para identificar a pacientes con enfermedad de Parkinson avanzada.

 

• Es importante detectar pacientes con complicaciones motoras dado que con el ajuste de medicación podrían mejorar.

• Son necesarios criterios sencillos para su detección.

• Un grupo de expertos ha definido el criterio 5-2-1: Al menos 5 tomas de levodopa al día o más, al menos 2 horas de tiempo OFF al día o más, al menos 1 hora con discinesias incapacitantes al día o más.

• Un paciente es positivo si cumple alguno de los 3 criterios.

• Se aplican por primera vez en una población de 102 pacientes con Parkinson, siendo 1 de cada 5 positivos.

• Los pacientes positivos están más afectados, son más dependientes y presentan una peor calidad de vida, estando su cuidador también más sobrecargado.

• En base a estos hallazgos, los criterios 5-2-1 podrían ser útiles en la identificación de pacientes con enfermedad de Parkinson avanzada peor controlados.

La identificación de pacientes con enfermedad de Parkinson avanzada que presentan fluctuaciones clínicas es importante porque es necesario en estos casos ajustar el tratamiento con intención de mejorar su situación. Sin embargo, en la práctica no siempre es fácil, y por ello se han definido diferentes criterios o algoritmos que permitan su identificación, incluyendo algoritmos para detectar qué pacientes se podrían beneficiar de un tratamiento de segunda línea (como cirugía o infusión por bomba de medicación).

El problema es que muchos de los métodos utilizados son complejos y lleva cierto tiempo aplicarlos, lo cual limita su uso por neurólogos generales. Y esto es clave dado que será importante la detección precoz de estos pacientes para que puedan ser derivados a Unidades Especializadas de Parkinson donde sepan ofrecer la mejor opción de tratamiento. Expertos definieron como un criterio muy simple el 5-2-1, que se refiere a aquel que paciente que recibe 5 tomas de levodopa al día o más o que presenta al menos 2 horas al día de tiempo OFF o al menos 1 hora al día con discinesias discapacitantes. Aunque estos criterios lógicamente definen a un tipo de paciente complejo, en la práctica no se habían aplicado.
 
Se publica este mes en la revista Parkinson´s Disease un trabajo en el que se aplica por primera vez el criterio 5-2-1 en una población española de 102 pacientes con Parkinson. El objetivo era comprobar cuantos pacientes presentaban el criterio positivo y comprar el grupo con criterio positivo frente a aquellos pacientes con criterio negativo. La hipótesis era que los pacientes que daban positivo al aplicar el criterio estarían peor, presentando una peor calidad de vida.

De 102 pacientes, 80 (en torno a 1 de cada 5) eran positivos. Ambos grupos presentaban una edad media en torno a 65 años. Los pacientes positivos tenían una enfermedad más evolucionada (11 años de duración frente a 3 años de media), con mayor afectación tanto motora como no motora, tal y como se detectaron con las escalas evaluadas. En concreto, presentaba peor estado de ánimo, más dolor, fatiga, y síntomas neuropsiquiátricosDel total de pacientes con criterio positivo, el 45% eran dependientes para las actividades básicas de la vida diaria frente a sólo el 7% de aquellos con criterio negativo. Además, el cuidador principal de los pacientes con criterios positivos se encontraba peor, con más estrés, sobrecarga y peor estado de ánimo. Algo interesante fue que estos pacientes presentaban tendencia a estar peor que aquellos pacientes con criterios negativos aún teniendo complicaciones motoras.
En conclusión, los criterios 5-2-1 podrían ser una herramienta sencilla y útil para detectar pacientes con complicaciones motoras que precisan de ajuste de medicación. Estos criterios permiten identificar a pacientes con peor calidad de vida y menor autonomía para la vida diaria.
 
Marzo 2020
DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA