Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

Ambroxol, un mucolítico, como tratamiento para la enfermedad de Parkinson.

 

• El ambroxol, medicamento mucolítico utilizado en las infecciones respiratorias, aumenta la actividad de la enzima β-glucocerebrosidasa (GCasa) y reduce los niveles de α-sinucleína.

• Se publica el primer ensayo, no controlado con placeo, realizado en 18 pacientes con enfermedad de Parkinson.

• Recibieron ambroxol oral y después de 186 días midieron los cambios en la actividad de la enzima GCasa.

• Fue bien tolerado sin producirse eventos adversos graves.

• En líquido cefalo-raquídeo, ambroxol fue detectado y la actividad de la enzima se redujo un 19% .

• Esto se acompañó de una mejoría motora en los pacientes.

• Los resultados de este estudio abren la puerta a poder realizar un ensayo frente a placebo.

 
Las mutaciones del gen de la glucocerebrosidasa (GBA1) son el factor de riesgo genético conocido más frecuente para el desarrollo de la enfermedad de Parkinson. Estudios in vitro e in vivo han demostrado que el ambroxol, medicamento mucolítico utilizado en las infecciones respiratorias, aumenta la actividad de la enzima β-glucocerebrosidasa (GCasa) y reduce los niveles de α-sinucleína. Estas observaciones apoyan un papel potencial para la terapia con ambroxol en la modificación de una ruta patogénica en la enfermedad de Parkinson.

Se publica este mes en Lancet Neurology los resultados de un estudio con ambroxol realizado en pacientes con Parkinson. El objetivo fue evaluar la seguridad, tolerabilidad, la penetración del fármaco en el líquido cefalorraquídeo (para saber si llega o no al SNC para poder actuar) y el efecto del tratamiento sobre la GCasa en pacientes con enfermedad de Parkinson con y sin mutaciones de GBA1. Se administró por vía oral una dosis creciente de ambroxol hasta de 1.26 g por día. Este ensayo clínico abierto no controlado con placebo realizado en un único centro de Reino Unido se llevó a cabo entre el 11 de Enero del 2017 y el 25 de Abril de 2018. Veinticuatro pacientes fueron evaluados y finalmente 23 se incluyeron en el estudio. De ellos, 18 pacientes completaron el estudio; Se excluyó 1 paciente (punción lumbar fallida) y 4 pacientes abandonaron (complicaciones predominantemente relacionadas con la punción lumbar). Concretamente evaluaron la detección de ambroxol y un cambio en la actividad de la GCasa en el líquido cefalo-raquídeo a los 186 días (6 meses).
De los 18 participantes (15 hombres; edad media 60.2 años) que completaron el estudio, 17 (8 con mutaciones GBA1 y 9 sin mutaciones GBA1) fueron incluidos en el análisis primario. Entre los días 0 y 186, se observó un aumento de 156 ng / ml en el nivel de ambroxol en el líquido cefalo-raquídeo. La actividad de GCase en líquido cefalo-raquídeo disminuyó en un 19% (0.059 nmol / mL por hora). La terapia con ambroxol fue bien tolerada, sin eventos adversos graves. Un aumento de 50 pg / ml (13%) en la concentración de α-sinucleína y un aumento de 88 ng / mol (35%) en los niveles de proteína GCasa en líquido cefalo-raquídeo fueron observados. Las puntuaciones medias en la parte III (afectación motora) de la Escala UPDRS disminuyeron en 6.8 puntos, traduciendo una mejoría. Estos cambios se observaron en pacientes con y sin mutaciones GBA1.
 
En conclusión, los resultados del estudio sugieren que la terapia con ambroxol es segura y bien tolerada por parte de los pacientes con enfermedad de Parkinson. Ambroxol administrado por vía oral es capaz de atravesar la barrera hemato-encefálica y llegar a líquido cefalo-raquídeo, siendo efectiva su acción sobre la enzima β-glucocerebrosidasa (GCasa). Esto se acompañó de una mejoría motora por parte de los pacientes. Se necesitan ensayos clínicos controlados con placebo para examinar si la terapia con ambroxol está asociada con cambios en la progresión natural de la EP.

Enero 2020
DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA