Beneficios de la marcha con la estimulación magnética transcraneal en pacientes con Parkinson. | Fundación Degén
Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

Beneficios de la marcha con la estimulación magnética transcraneal en pacientes con Parkinson.

 

• Está demostrado que caminar sobre tapiz rodante mejora la marcha de los pacientes con enfermedad de Parkinson.

• Se lleva a cabo un ensayo clínico con el fin de demostrar si recibir antes de la marcha en tapiz estimulación magnética transcranial podría mejorar el beneficio de la terapia en tapiz sobre la marcha y el estado motor.

• Se incluyen 51 pacientes randomizados a recibir estimulación a 1 Hz, 25 Hz o placebo.

• Los pacientes que reciben estimulación mejoraron más la marcha y su estado motor no solo tras la intervención en tapiz sino hasta 1 y 3 meses después.

• La estimulación magnética transcranial podría potenciar los beneficios de la marcha en tapiz mediante neuroplasticidad, en base a los hallazgos electrofisiológicos recogidos.

En medicina hay intervenciones que producen un beneficio contrastado y hay otras que añadidas pueden ayudar a que el beneficio que esa terapia produce pueda ser mayor. Esto es lo que sucede con la terapia en tapiz rodante, por ejemplo, asociando terapia cognitiva simultánea, el beneficio puede ser mayor. Se publican los resultados de un ensayo clínico en Annals of Neurology en el cual valoraron el efecto de la estimulación magnética transcraneal como terapia asociada a la marcha en tapiz rodante en pacientes con enfermedad de Parkinson.

El objetivo del estudio fue determinar si la intervención con estimulación magnética transcraneal repetitiva (EMTr) de 1 Hz o 25 Hz (procedimiento no invasivo que utiliza campos magnéticos para estimular las células nerviosas en el cerebro con el fin de mejorar síntomas) mejoraba los beneficios del entrenamiento en cinta rodante hasta tres meses después de la intervención en personas con enfermedad de Parkinson así como evaluar los cambios subyacentes en la excitabilidad cortical.

Se trata de un ensayo aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo que se realizó entre octubre de 2016 y diciembre de 2018 (Universidad de Hong-Kong). Un total de 51 pacientes (edad media en torno a 62 años con entre 5 y 7 años de evolución de enfermedad) con enfermedad de Parkinson fueron asignados al azar a recibir 12 sesiones de EMTr a 25 Hz, a 1 Hz o simulada (placebo) (reclutamiento 1:1:1) seguidas de entrenamiento en cinta rodante (12 sesiones de 30 minutos durante 3 semanas). Todos los participantes fueron evaluados al inicio, un día, un mes y tres meses después de la intervención. El resultado primario del estudio fue el cambio en la velocidad más rápida alcanzada al caminar. Además también analizaron la prueba cronometrada up-and-go (tiempo en levantarse y empezar a caminar), la misma prueba pero con otra tarea simultánea, el grado de afectación motora con la escala MDS-UPDRS-III y evaluación electrofisiológica de la excitabilidad cortical por EMT.

 

Los grupos que recibieron EMTr de 1 Hz y 25 Hz presentaron un mayor incremento en la velocidad máxima de la marcha al día y a los tres meses posteriores a la intervención que el grupo simulado (control), es decir, el objetivo primario del estudio. En concreto, el grupo de 25 Hz pasó de una velocidad (en cms-1) de 149 a 164, 167 y 163 (después, al mes y a los 3 meses, respectivamente); el de 1 Hz de 153 a 167, 170, y 169, respectivamente. Por contra, el grupo control (placebo), de 156 a 160, 164, y 156. Además, sólo los grupos de EMTr de 1 y 25 Hz mantuvieron la mejoría alcanzada en la prueba cronometrada up-and-go y presentaron una mejoría significativa en la prueba up-and-go con otra tarea y en el estadio motor (MDS-UPDRS-III). Además observaron como las mejorías se correlacionaron con un mayor período de silencio cortical y una inhibición intracortical del intervalo corto en ambos grupos que recibieron la EMTr frente al control.

En conclusion, la EMTs puede aumentar los beneficios del entrenamiento en cinta rodante y conduce a una mejoría motora a medio plazo, al menos 3 meses, como se observa en este ensayo clínico, frente a no recibir realmente la EMTr. Ésta mejoría motora se asoció con una normalización de la excitabilidad cortical, lo que a sugiere un beneficio de la EMTr potenciando la neuroplasticidad, que facilite cierta recuperación funcional neuronal. En base a este estudio, podría plantearse en pacientes que realicen terapia de marcha sobre tapiz rodante, el recibir estimulación magnética transcranial antes de la misma para potenciar sus beneficios.

Agosto de 2020
DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA