BLOG
VOLVER

Las diferencias del párkinson en hombres y mujeres

El Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la ha publicado el primer estudio realizado en España que analiza las diferencias del párkinson entre hombres y mujeres.

La investigación fue recientemente publicada en la prestigiosa revista científica Journal of Clinical Medicine, una revista internacional de acceso abierto, revisada por pares y en la que se publican artículos científicos de diversa índole relacionados con la medicina clínica. En concreto, este trabajo analizaba aspectos como los síntomas, hábitos de vida y las causas de la enfermedad de Parkinson entre ambos sexos, es decir, hombres y mujeres.

El proyecto COPPADIS es el proyecto donde se encuentra el estudio que comprueba las diferencias del párkinson en ambos sexos. En palabras del Doctor Diego Santos, miembro de la SEN e impulsor principal de COPPADIS, “este es el primer estudio realizado en España que analiza las diferencias por sexo en la enfermedad de Parkinson en una gran cohorte de pacientes -410 hombres y 271 mujeres- y es uno de los mayores estudios realizados hasta la fecha en todo el mundo”.

Lo que quiere decir que la conclusión que presenta este análisis es crucial, pues conociendo las diferencias se conocen mejor los síntomas diferenciales, predecir mejor su avance y, en general, mejorar la atención de los pacientes.

Diferencias entre hombres y mujeres en la enfermedad de Parkinson: resultados del estudio.
  • Causas. Diferentes factores de riesgo genéticos, moleculares, neuroendocrinos y hormonales parecen ser los causantes de la diferencia por sexo. Gracias a ello se ha comprobado que el riesgo de padecer párkinson es entre 1,5 y 2 veces mayor en hombres que en mujeres. El inicio de la enfermedad en ellas es ligeramente más tardío.
  • Síntomas. Las mujeres padecen más frecuentemente depresión, fatiga y dolor, mientras que los hombres sufren más problemas del habla, rigidez, hipersexualidad y problemas con la expresión facial. Los hombres, además, muestran mayor tendencia a desarrollar una mayor discapacidad respecto a los síntomas no motores, mientras que las mujeres ven más afectada su capacidad funcional en actividades diarias.
  • Otros. Las mujeres con párkinson, según el estudio, suelen padecer depresión como consecuencia de la enfermedad.

Estos estudios que se realizan en torno al párkinson permitirán adquirir los conocimientos y la compresión necesaria en cuanto a cómo mejorar la calidad de vida de las personas afectadas. Si tú también quieres que más investigaciones como esta sean posible, aporta tu granito de arena colaborando con la Fundación Degén a través de este enlace y ayúdanos a conseguir un futuro sin enfermedades neurodegenerativas.