Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

El DATSCAN podría ayudar a conocer la progresión de la enfermedad.

 

• Un estudio realizado en 397 pacientes analiza el valor pronóstico del DATSCAN evaluando si hay alteración precoz en el núcleo caudado.

• Se realiza a pacientes de menos de años de evolución, los sigue en el tiempo y comprueban la evolución clínica y además repiten la prueba.

• Sólo un 16% tienen afectación bilateral del núcleo caudado en los dos primeros años, pero después de 4 años el porcentaje asciende al 60%.

• Los pacientes con esa afectación bilateral precoz desarrollan más problemas cognitivos, del estado de ánimo y de la marcha a lo largo de la evolución.

• El DATSCAN es una prueba frecuentemente utilizada en la práctica clínica y en base a esto además de tener valor de cara al diagnóstico podría ayudar a predecir el pronóstico de la enfermedad a corto-medio plazo.

En la enfermedad de Parkinson hay un déficit de dopamina a nivel cerebral y se pueden usar pruebas de neuroimagen funcional para comprobar en un paciente con sospecha diagnóstica de enfermedad de Parkinson si tal déficit existe. Una de ellas utilizada con cierta frecuencia en la práctica clínica es el DATSCAN. Esta prueba mide la función del DAT, que es el trasportador de dopamina que recapta en la sinapsis la dopamina sobrante que no se utiliza. En un paciente con enfermedad de Parkinson se observa una reducción del trazador utilizado que es asimétrica a nivel del núcleo estriado, pudiendo afectar tanto al putamen (más precozmente) como al núcleo caudado (ambos son componentes del núcleo estriado). Sin embargo, no está claro si el DATSCAN puede tener valor pronóstico y en un estudio reciente observan datos muy interesantes con tal valor pronóstico.
 
El estudio se realizó con los datos del proyecto PPMI, proyecto financiado por la Fundación M. J. Fox que pretende seguir a lo largo del tiempo una cohorte de pacientes con Parkinson (Parkinson´s Progression Markers Initiative). Utilizando un grupo control de sujetos sin Parkinson definieron los valores normales y anormales de la prueba, el DATSCAN, y consideraron tres gruposno reducción (normal)reducción unilateral (sólo anormal en un núcleo caudado de los dos), y reducción bilateral (reducción anormal en ambos núcleos caudados). Se realizó el DATSCAN basal y posteriormente los pacientes fueron seguidos durante 4 años, repitiéndose de nuevo la prueba con intención de ver los cambios.

De un total de 397 pacientes de menos de años de evolución (diagnóstico reciente), la mitad, el 51.6% presentaba un DATSCAN con la función dopaminérgica de ambos núcleos caudados normal, 26% tenían alteración de un lado (derecho o izquierdo) y el otro 22.4% de ambos. Sin embargo, después de 4 años de seguimiento, sólo un 16.1% presentaba la función de ambos caudados normal mientras que el 22.5% tenía afectación unilateral y hasta un 61.4% bilateral. El grupo de pacientes con alteración bilateral comparado con aquellos con la prueba normal al inicio presentó de forma significativa en las escalas utilizadas para mediar estado de ánimo, disfunción cognitiva y depresión, una mayor afectación, después de 4 años. En concreto, para medir cognición utilizaron el cuestionario MOCA y observaron que los que tenía afectación bilateral al inicio no sólo presentaron un mayor empeoramiento con respecto a los que tenían la prueba normal sino también con respecto a los que presentaban afectación unilateral, algo que también lo observaron con la escala utilizada para medir los problemas de la marcha.

En conclusión, el presente trabajo obtiene conclusiones con importante aplicabilidad en la práctica clínica. En un paciente que debuta con síntomas sugestivos de Parkinson, el DATSCAN no sólo tiene valor para ayudar a realizar el diagnóstico de enfermedad de Parkinson (aunque se sabe que la confirmación en vida a día de hoy no es posible, sería a posteriori con necropsia) sino también valor pronóstico. Si se realiza un DATSCAN en los primeros 2 años de evolución y hay una afectación bilateral no sólo del putamen sino también del núcleo caudado, es más probable que el paciente desarrolle en los 4 años posteriores más problemas cognitivos, del estado de ánimo y de la marcha. Esto sucedería en un 16% de los casos. Tal estudio puede plantear la posibilidad de utilizar el DATSCAN con valor pronóstico, aunque siempre conviene ser cauto con la información a transmitir al paciente y su familia.

Junio 2019
DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA