Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

El tratamiento precoz de la enfermedad de Parkinson es beneficioso para los pacientes.

 

• Se discute si el inicio precoz del tratamiento en la enfermedad de Parkinson es beneficioso o perjudicial.

• Es importante dado que algunos pacientes retrasan el inicio por miedo a complicaciones o que la medicación pierda efecto a largo plazo.

• En 302 pacientes con enfermedad de Parkinson de nuevo diagnóstico analizaron la evolución en base al momento de inicio del tratamiento.

• A largo plazo (4 años) los pacientes tratados al diagnóstico no presentaban más complicaciones que los que fueron tratados 6 meses, 1 año, 1 año y medio o 2 años o más después del diagnóstico.

• Por el contrario, ese grupo que inició el tratamiento de forma precoz al diagnóstico se encontraba mejor a nivel motor a corto plazo (2 años).

• En base a esto podría ser recomendable tratar de forma precoz, siempre de forma racional.

La enfermedad de Parkinson no tiene cura y el manejo es sintomático. Una idea arraigada es que se empezará en medicación cuando los síntomas repercutan al paciente, de tal forma que si los síntomas son leves se puede esperar, para evitar complicaciones a largo plazo. Por el contrario, otros expertos abogan por empezar desde el diagnóstico con medicación para ayudar al cerebro a compensar la falta de dopamina. Se publican datos de la cohorte del proyecto de M. J. Fox PPMI en Movement Disorders en el que analizan el efecto del tratamiento temprano en la enfermedad de Parkinson.

Analizaron en pacientes con enfermedad de Parkinson recién diagnosticados la evolución de la enfermedad en relación con el momento de inicio de tratamiento. En concreto, compararon los cambios en la parte motora de la escala (MDS-UPDRS-III) a los 2 años así como varios resultados funcionalmente relevantes a los 2, 3 y 4 años después del inicio. Ajustaron los resultados con modelos matemáticos.

 
En conclusión, el inicio temprano del tratamiento no conduce a más complicaciones a largo plazo y por el contrario, puede permitir que el paciente se encuentre mejor desde el punto de vista motor a corto plazo (2 años). En base a esto podría ser recomendable tratar de forma precoz. Como punto adicional personal de quien suscribe el POST, siempre de forma racional sin caer en excesos de sobretratar ni al revés. En otras palabras, no tiene sentido demorar un tratamiento en un paciente que ya tiene síntomas porque a su cerebro le falta, desde hace mucho tiempo, dopamina, y que ya no es capaz de compensar.
 
Noviembre de 2020
DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA