Quiero colaborar

SAFINONMOTOR

Se analizan los cambios experimentados en el grado de sobrecarga total de síntomas no motores en pacientes con EP que reciban safinamida.

HIPÓTESIS

Safinamida es un derivado de una α-aminoamida oral comercializado en España para el tratamiento de la enfermedad de Párkinson (EP). El fármaco tiene un doble mecanismo de acción muy interesante; dopaminérgico, mediante la inhibición altamente selectiva y reversible de la MAO-B, y no dopaminérgico (acción antiglutamatérgica), bloqueando de forma selectiva los canales de sodio y modulando los canales de calcio con la consecuente inhibición de la liberación excesiva de glutamato. En 2014, safinamida fue aprobada por la Agencia Europea del Medicamento, como “terapia complementaria” a una dosis estable de levodopa, sola o en combinación con otras terapias en pacientes con EP con fluctuaciones motoras. En diferentes ensayos clínicos, la adición de safinamida a la levodopa ha demostrado mejorar tanto las puntuaciones en escalas motoras como la duración del tiempo ON de forma similar a otros inhibidores de la MAO-B pero con un beneficio añadido de no aumentar las discinesias discapacitantes. Además, safinamida fue segura y bien tolerada. Los datos de algunos estudios sugieren además un posible beneficio de los pacientes con EP después del tratamiento con safinamida en algunos síntomas no motores, como el dolor, el estado de ánimo y las funciones cognitivas.

Evaluar el efecto que safinamida produce sobre los síntomas no motores en pacientes con EP en condiciones de práctica clínica es relevante dado que necesitamos conocer en profundidad los posibles beneficios que dicho fármaco, comercializado hace algo más de 1 año en España y sobre cual no tenemos suficiente experiencia clínica, puede ocasionar. Igualmente, es necesario recoger información acerca de la tolerabilidad al fármaco en condiciones de práctica clínica diaria.