Primer implante de células madre “reprogramadas” en el cerebro de un paciente con enfermedad de Parkinson. | Fundación Degén
Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

Primer implante de células madre “reprogramadas” en el cerebro de un paciente con enfermedad de Parkinson.

 

• Son células madre “reprogramadas” para producir dopamina obtenidas de células de la piel de un donante anónimo.

• La intervención fue realizada en Japón en el mes de Octubre con éxito.

• Se implantaron 2.4 millones de células en 12 áreas del cerebro en un procedimiento que llevó unas 3 horas.

• Si la evolución es satisfactoria, volverán a implantar otros 2.4 millones de células en unos 6 meses.

• Planean tratar a 6 pacientes hasta el año 2020.

• El tiempo nos dirá cual es la seguridad y eficacia de este procedimiento a corto, medio y largo plazo.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno degenerativo en el que se produce por diversas causas (factores genéticos y ambientales implicados) una pérdida progresiva de neuronas de la sustancia nigra del mesencéfalo. Estas neuronas conectan con el núcleo estriado en lo que se llama la vía nigro-estriada y contienen dopamina que liberan al núcleo estriado. La dopamina interacciona con un receptor, permitiendo el paso de la señal nerviosa, lo cual es necesario para la ejecución del movimiento. En un paciente con enfermedad de Parkinson el estriado se va a denervar y la falta de dopamina produce los síntomas típicos motores como el temblor, la rigidez y la lentitud de movimientos (bradicinesia). Una solución pensando de forma simplista sería reponer de alguna manera las neuronas dopaminérgicas que se van perdiendo. Sin embargo, un primer problema será disponer de esas neuronas dopaminérgicas y otro segundo muy importante cómo conseguir que las neuronas lleguen al sitio adecuado del cerebro.
 
Se ha demostrado que las células iPS son idénticas en muchos aspectos, y similares en otros, a las células madre embrionarias. Las células iPS se obtuvieron por primera vez en el año 2006 a partir de células de ratones (Takahashi & Yamanaka, 2006) y ya en 2007 a partir de células humanas (Takahashi y cols., 2007). Este logro se considera uno de los avances más importantes de la investigación con células madre, ya que permite obtener células madres pluripotenciales a partir de células adultas y permite que pueda ser usado como terapia para generar las células que se van perdiendo en trastornos degenerativos como el Parkinson.
 
 
 
El científico de células madre Jun Takahashi y sus colegas de la Universidad de Kyoto generaron las células precursoras de dopamina a partir de una reserva de células iPS almacenadas en la Universidad. Éstas se desarrollaron mediante la reprogramación de células de la piel tomadas de un donante anónimo. En el presente caso la intervención fue satisfactoria y queda por ver tanto la seguridad como el beneficio a corto, medio y largo plazo. «El paciente está bien y no ha habido reacciones adversas importantes hasta el momento», comentó en una entrevista el Dr. Takahashi. El equipo observará la evolución del paciente durante seis meses y, si no surgen complicaciones, implantará otros 2.4 millones de células precursoras de dopamina en su cerebro. La intención por parte de este equipo es tratar a seis pacientes más con enfermedad de Parkinson para probar la seguridad y eficacia de la técnica a lo largo del año 2020. Ya hay experiencia en otros campos como el uso de células de la retina a partir de células iPS que se usaron en 2014 para tratar enfermedades oculares. El tiempo nos permitirá conocer la seguridad y el efecto de una terapia que busca sustituir lo que falta en el cerebro, en el caso del Parkinson, la dopamina.

Noviembre 2018
DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUF (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE FERROL), FERROL, A CORUÑA