Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

La estimulación cerebral profunda del núcleo pedunculopontino puede mejorar el trastorno de la marcha de los pacientes con Parkinson.

 

• La estimulación cerebral profunda se suele hacer sobre el núcleo subtalámico y permite mejorar muchos síntomas del Parkinson.

• Sin embargo, no síntomas axiales como los bloqueos, alteraciones de la marcha o la postura, habiéndose investigado en otras dianas como el núcleo pedunculopontino.

• Un metaanálisis analiza el efecto de la estimulación cerebral profunda del núcleo pedunculopontino en 82 pacientes.

• Observan beneficio en capacidad de levantarse de la silla, postura, marcha, estabilidad postural, bloqueos y caídas.

• Queda por ver si esta diana se instaura progresivamente y proporciona resultados satisfactorios en la práctica clínica.

La estimulación cerebral profunda del núcleo pedunculopontino se ha propuesto como una estrategia de tratamiento para el trastorno de la marcha en pacientes con enfermedad de Parkinson. Es algo de importancia porque los bloqueos u otras alteraciones axiales son muy invalidantes y no responden bien a la medicación. Incluso con la estimulación cerebral profunda de dianas como el núcleo subtalámico pueden empeorar. Por eso, son necesarias buscar dianas alternativas.

Se realiza un metaanálisis de ensayos para evaluar el efecto de la estimulación cerebral profunda sobre el núclep pedunculopontino en el trastorno de la marcha en pacientes con enfermedad de Parkinson. Se realizaron búsquedas sistemáticas en PubMed, Cochrane, Web of Knowledge, Wan Fang y WIP para ensayos que comparaban la estimulación cerebral profunda del núcleo pedúnculopontino con otros tratamientos. De 130 estudios, 14 fueron elegibles y se incluyeron en el análisis 82 participantes. En comparación con antes de la cirugía, la estimulación cerebral profunda del núcleo pedunculopontino redujo las puntuaciones de los ítems 27 al 30 de la escala UPDRS en casi 4 puntos, lo que traduce una mejoría en síntomas axiales: capacidad de levantarse de la silla, postura, marcha, estabilidad postural. Además observaron mejoría en la escala que analiza la marcha “Gait and Falls Questionnaire” y en lo ítems 13 y 14 de la escala UPDRS, que miden los bloqueos de la marcha y las caídas.
En base a estos hallazgos, el núcleo pedunculopontino podría considerarse un objetivo terapéutico potencial en pacientes con enfermedad de Parkinson sometidos a estimulación cerebral profunda que podría mejorar los trastornos de la marcha y las caídas. La práctica clínica permitirá conocer si progresivamente esta diana se va instaurando y los resultados son satisfactorios, incluyendo a largo plazo.


Abril 2020
DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA