Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

La marcha nórdica es una alternativa válida para mejorar capacidades funcionales, la calidad de la marcha y la calidad de vida en los pacientes con Párkinson.

 

• Se publica un trabajo con los posibles beneficios clínicos de la marcha nórdica en comparación con un programa de rehabilitación estándar en la enfermedad de Parkinson.

• Incluyeron 20 pacientes en cada grupo que recibieron 12 sesiones distribuidas en 2 veces por semana durante 6 semanas.

• La marcha nórdica produjo beneficios comparables en de marcha, equilibrio y calidad de vida a la rehabilitación estándar.

• En base a este trabajo, podría ser una terapia alternativa a la rehabilitación estándar.

La marcha nórdica es una actividad de marcha deportiva que combina el uso activo del tronco y las extremidades superiores con la marcha tradicional. Es fácil de aprender, sencillo de llevar a la práctica, económico y con bajo riesgo como intervención en la enfermedad de Parkinson (EP). El uso de los bastones y los movimientos rítmicos de la parte superior del cuerpo actúan como señales externas para restaurar el control del movimiento, activando circuitos intactos independientes a los ganglios basales.

Los desafíos para el paciente con EP son numerosos: mejorar la longitud del paso, la variabilidad de la marcha, el equilibrio o la velocidad máxima. Además, se trata de una actividad que se puede llevar a cabo en el exterior y en grupos, fomentando un estilo de vida activo y social.

Se publica un trabajo en Medicina con los posibles beneficios clínicos de esta variedad de la marcha en comparación con un programa de rehabilitación estándar en la EP. Para ello se distribuyeron al azar 20 pacientes a cada grupo (50-75 años; II-III H&Y; 50% mujeres) y se llevaron a cabo 12 sesiones, distribuidas con una frecuencia de 2 veces por semana durante 6 semanas.Las sesiones de marcha nórdica (MN) se llevaron a cabo al aire libre (en un parque) fueron supervisados por un fisioterapeuta y con una duración de 90 minutos (10 min de calentamiento, 60 min de marcha y 10 minutos de vuelta a la calma y estiramientos). Las sesiones de rehabilitación estándar (RE) tuvieron una duración de 45 minutos fueron personalizadas y destinadas a mejorar habilidades motoras y finas, así como entrenamientos para la fuerza muscular, flexibilidad, equilibrio, marcha y transferencias. Tanto los fisioterapeutas encargados de llevar a cabo las sesiones como los que hicieron las valoraciones estaban cegados y todas las pruebas se llevaron a cabo durante el período ON de la medicación.
La mediana de las puntuaciones de la Parte III de la Escala Unificada de Calificación de la Enfermedad de Parkinson (UPDRS) se redujo significativamente con MN, en 8.5, y con RE, en 6.0 puntos (ambos p <0.001), con una mejoría significativamente mayor con MN que con RE ( p = 0.047). La calidad de la marcha y el control del equilibrio, medidos mediante el Dynamic Gait Index (DGI), mejoraron con MN en una mediana de 8,0 y con RE en 5,5 puntos (ambos p <0,001), con una mejoría ligeramente mayor con MN, en comparación con el grupo RE ( p = 0,064 ). La calidad de vida, evaluada mediante el Cuestionario de Enfermedad de Parkinson (PDQ-39), mejoró con MN en una mediana de 15 y con RE en 12 puntos, p = 0,001 y p = 0,008, respectivamente. Los cambios en el Timed Up and Go test (TUG) mostraron ligeras mejoras en ambos grupos aunque no se consideraron clínicamente relevantes.

Por lo tanto, los valores medianos de UPDRS, DGI, TUG y PDQ-39 mejoraron en ambos grupos, posicionando a la marcha nórdica como una alternativa simple y de fácil acceso, que podría ser una actividad complementaria a la rehabilitación estándar, ya que ofrece resultados funcionales comparables.

Como limitaciones del estudio, los autores destacan que el grupo seleccionado no fue completamente representativo puesto que los pacientes con más y menos discapacidad no se incluyeron en las sesiones (I y IV H&Y) y que se “forzó» la paridad en el sexo para conformar ambos grupos y poder dotar de mayor representatividad a la muestra seleccionada.
 
Abril de 2021
Pablo Campo Prieto
HealthyFit Research Group
Facultade de Ciencias da Educación e do Deporte
Facultade de Fisioterapia