Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

Lovastatina reduce el empeoramiento de los síntomas motores en pacientes con Parkinson frente a placebo.

• En base al posible efecto neuroprotector demostrado por las estatinas en modelos animales de Parkinson, se ha llevado a cabo un ensayo frente a placebo con lovastatina.

• La dosis de lovastatina fue de 80 mg/día durante 48 semanas.

• Frente a placebo los pacientes que recibieron lovastatina empeoraron menos desde el punto de vista motor a lo largo de 2 años.

• El estudio con PET demostró menos deterioro en la tasa de absorción de 18 F-dopa estriatal en los tratados con lovastatina frente a placebo.

• Lovastatina fue bien tolerada mostrando un perfil de seguridad adecuado en pacientes con enfermedad de Parkinson.

Estudios previos han observado que las estatinas lipofílicas tienen un beneficio neuroprotector en modelos animales de enfermedad de Parkinson. En base a esto se podría plantear como estrategia terapeútica el uso de estatinas. Se publican en Movement Disorders los resultados de un ensayo clínico con lovastatina en pacientes con enfermedad de Parkinson.
 
Se trata de un ensayo doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo. El objetivo fue evaluar si la lovastatina tiene el potencial de ralentizar la progresión de los síntomas motores en pacientes con enfermedad de Parkinson en estadio temprano. Se reclutaron 77 pacientes con EP en estadio temprano entre el 23 de mayo de 2017 y el 12 de julio de 2018, con un seguimiento que finalizó el 1 de septiembre de 2019. Los pacientes fueron seleccionados a recibir lovastatina 80 mg al día o bien placebo en una proporción 1:1 durante 48 semanas. Se determinó a las 48 semanas el cambio en la puntuación de la escala I a II de la Clasificación de la Enfermedad de Parkinson Unificada de la Sociedad de Trastornos del Movimiento (MDS-UPDRS) así como los cambios en el índice de absorción de dopamina estriatal medido por tomografía con 18 F-dopa y los cambios en los medicamentos en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson a lo largo del seguimiento.

 

De los 77 pacientes aleatorizados, 70 (90,9%) completaron el estudio. Hubo una reducción de la puntuación motora en la MDS-UPDRS (parte III) en el grupo de lovastatina (37 pacientes) (-3,18 ± 5,50 puntos) significativa en comparación con el grupo de placebo (40 pacientes) (-0,50 ± 6,11 puntos), después de ajustar por otras variables como la edad, sexo, duración de la enfermedad y dosis total diaria equivalente de levodopa. Sin embargo, no se encontraron diferencias en los cambios de la puntuación de la escala MDS-UPDRS a nivel de la parte I (cognición) y II (actividades de la vida diaria). El cambio porcentual medio en la tasa de absorción de 18 F-dopa estriatal se deterioró menos en el grupo de lovastatina que en el grupo de placebo en el lado dominante del caudado y putamen. En general lovastatina fue bien tolerada, recogiéndose sólo 7 eventos adversos en el grupo de lovastatina.

En conclusión, el tratamiento con lovastatina en pacientes con enfermedad de Parkinson en estadio temprano se asoció con una mejoría de los síntomas motores y fue bien tolerada. Se necesita un estudio de seguimiento a largo plazo más amplio en el futuro para confirmar estos hallazgos, pero se trata de la primera evidencia en pacientes del posible papel de la lovastatina como neuroprotector.

 
Enero de 2021
DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA