Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

PANDEMIA por COVID-19 y enfermedad de Parkinson.

 
Ante la pandemia que estamos sufriendo con la infección por el coronavirus COVID-19, desde la Fundación Curemos el Parkinson hemos querido preparar un documento muy sencillo con algunos mensajes claros que puedan ayudar sobre todo a los pacientes y familiares con enfermedad de Parkinson.

Deben quedar claros algunos aspectos:
– Se trata de un ejercicio de responsabilidad con intención de dar información seria a los pacientes y/u otros implicados.
– El documento ha sido elaborado por Diego Santos García, neurólogo con experiencia en la enfermedad de Parkinson pero con desconocimiento clínico sobre la infección por COVID-19, a título individual con el propósito de informar y usando como plataforma la página web de la Fundación Curemos el Parkinson, de la que es su vicepresidente y coordinador científico.
– La información puede cambiar a lo largo del paso de los días.
– No pretende ser este documento un texto informativo detallado de recomendaciones generales y del manejo de la infección por el COVID-19.

¿Cuáles son las cifras oficiales de afectados por el coronavirus en el mundo?
En el enlace puedes consultarlo.

¿Dónde puedo encontrar información y recomendaciones contrastadas sobre el COVID-19?
En el enlace puedes consultarlo.

¿Cuál es el manejo en general actualmente de la infección por el COVID-19?
No hay una cura / vacuna en el momento actual aunque se está investigando. En el enlace se da respuesta a diferentes preguntas de interés.

¿En qué casos es más probable desarrollar sintomatología grave?
A partir de los datos que emergen de la pandemia en curso, podríamos decir que el riesgo de complicaciones de COVID-19 aumenta abruptamente con la edad y con condiciones médicas comórbidas como diabetes, enfermedades cardíacas y problemas pulmonares.

¿Es más probable desarrollar la infección por COVID-19 si tengo enfermedad de Parkinson?
No. No hay evidencia de un mayor riesgo de sufrir la infección por el COVID-19 en pacientes con enfermedad de Parkinson. Sabemos que no hay evidencia de que tener enfermedad de Parkinson provoque que el paciente se encuentre inmunodeprimido y sea más susceptible a infectarse con el virus.

¿Es más grave la infección por COVID-19 en pacientes con enfermedad de Parkinson?
No. No hay datos de un peor pronóstico en caso de sufrir la infección por parte de los pacientes con enfermedad de Parkinson. Aquí en cualquier caso se debe considerar:
– La edad, dado que la enfermedad de Parkinson es más frecuentes en pacientes de edad avanzada. Se sabe, como se ha comentado, que el riesgo de complicaciones es mayor en pacientes de edad avanzada, con mayor mortalidad.
– Es posible que el desarrollo de la infección en pacientes con enfermedad de Parkinson en un estadio muy evolucionado de la enfermedad, con problemas de movilidad, para tragar, demencia, etc., si pueda suponer un mayor riesgo de complicaciones, pero no hay evidencia científica.
 
¿Qué características de la enfermedad de Parkinson podrían aumentar las complicaciones del coronavirus?
Aunque no tenemos suficientes datos sobre COVID-19 y enfermedad de Parkinson específicamente, podemos extrapolar de las experiencias de personas con enfermedad de Parkinson y otras enfermedades respiratorias virales. Los síntomas motores y no motores de la enfermedad de Parkinson pueden ser exacerbados por cualquier enfermedad médica, incluida una enfermedad respiratoria viral. Esto significa que, además de los síntomas respiratorios del virus, las personas con enfermedad de Parkinson pueden sentir que se encuentran más lentas y más rígidas de lo habitual y que sus medicamentos no parecen funcionar tan bien como antes. En pacientes de cierta edad puede aparecer confusión, desorientación, o incluso alucinaciones y alteraciones de conducta. La recuperación de la enfermedad puede ser más prolongada. Dado que COVID-19 es una enfermedad respiratoria viral, sería razonable suponer que alguien con enfermedad de Parkinson que contraiga COVID-19 también podría experimentar estas complicaciones.
Además, las personas con enfermedad de Parkinson pueden tener enfermedad pulmonar restrictiva, que se refiere a la incapacidad de los pulmones para expandirse completamente con el aire. La enfermedad pulmonar restrictiva puede ocurrir en la enfermedad de Parkinson debido a la rigidez de los músculos de la pared torácica, así como a la bradicinesia, o la lentitud de los músculos responsables de la expansión y contracción de la pared torácica. Las personas con enfermedad de Parkinson también pueden tener anormalidades en la postura, incluida la caída de la cabeza, la postura encorvada, la inclinación del tronco y la flexión de la cintura. Estas posturas pueden restringir la cantidad que los pulmones pueden llenar de aire. La enfermedad de Parkinson también puede predisponer a una persona a presentar disfunción de la deglución y dificultad para eliminar las secreciones de sus vías respiratorias. Estos problemas podrían contribuir al desarrollo de complicaciones durante una enfermedad respiratoria.

¿Es importante tomar medidas de protección por parte de los pacientes con enfermedad de Parkinson?
Debido a lo comentado previamente, se recomienda encarecidamente a las personas con enfermedad de Parkinson que se protejan lo más posible de cualquier infección. Se recomiendan vacunas como la vacuna contra la gripe.

¿Qué supone tener enfermedad de Parkinson avanzada en relación con el COVID-19?
Algo muy importante que algunos neurólogos están recalcando es que por el hecho de que un paciente tenga el diagnóstico de enfermedad de Parkinson avanzada no quiere decir que no sea subsidiario de ventilación y tratamiento en UCI si precisara en caso de infección por el COVID-19. ES PRIORITARIO SABER QUE LA ETIQUETA DE ENFERMEDAD DE PARKINSON AVANZADA NO QUIERE DECIR PACIENTE EN ESTADIO TERMINAL. EL DIAGNÓSTICO DE ENFERMEDAD DE PARKINSON AVANZADA SE REALIZA EN PACIENTES INCLUSO JÓVENES CON POCO TIEMPO DE EVOLUCIÓN QUE DESARROLLAN FLUCTUACIONES MOTORAS Y A VECES SON TRATADOS CON CIRUGÍA O BOMBAS DE MEDICACIÓN.

¿Los tratamientos comercializados hoy en día para la enfermedad de Parkinson incrementan el riesgo de desarrollar infección por COVID-19?
No. No hay evidencia de que los tratamientos utilizados para la enfermedad de Parkinson produzcan un incremento del riesgo de desarrollar la infección.

¿Los tratamientos comercializados hoy en día para la enfermedad de Parkinson incrementan el riesgo de complicaciones en caso de desarrollar infección por COVID-19?
No. No hay evidencia de que los tratamientos utilizados para la enfermedad de Parkinson produzcan un incremento del riesgo de desarrollar más complicaciones en caso de infección.

¿Los fármacos en investigación utilizados en ensayos clínicos en pacientes con enfermedad de Parkinson pueden incrementar el riesgo de desarrollar la infección por COVID-19 o complicaciones en caso de desarrollar la misma?
Siempre dependerá del tipo de fármaco en investigación. La recomendación es siempre consultar con el responsable de la investigación si, como paciente, participa en un ensayo clínico.

¿Cuáles son las medidas a tomar para prevenir la infección por COVID-19 por parte de un paciente con enfermedad de Parkinson?
Son las mismas que para la población general. Como cualquier ciudadano, tanto el paciente como el cuidador, deben respetar y cumplir las normativas y recomendaciones trasmitidas por el Ministerio de Sanidad y por las Autoridades Políticas. A destacar:
• Lavado frecuente de manos (esta es la mejor manera de detener la transmisión de este y la mayoría de los otros virus).
• Quédese en casa tanto como sea posible para reducir aún más su riesgo de exposición, especialmente para los adultos mayores y aquellos con problemas de salud subyacentes.
• Tome precauciones para mantener el espacio entre usted y los demás (distanciamiento social).
• Especialmente evite el contacto cercano con personas enfermas.
• Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
• Cúbrase la tos o estornude con un pañuelo desechable, y luego tírelo a la basura.
• Limpie y desinfecte los objetos y superficies que se tocan con frecuencia con un spray o toallitas de limpieza doméstica.
• Abastecerse de suministros (artículos para el hogar, alimentos, etc.).
• Si tiene que salir en público, evite las multitudes, limite el contacto cercano y lávese las manos con frecuencia.
• Evite todos los viajes no esenciales (actualmente prohibidos).
• Considere formas de llevar alimentos a su casa a través de redes familiares, sociales o comerciales.

Si tengo enfermedad de Parkinson y síntomas como fiebre, fatiga, o tos, ¿qué debo hacer?
Las personas que presenten fiebre o tos, deberán quedarse en su domicilio y contactar con los servicios de salud telefónicamente llamando al teléfono habilitado de su Comunidad Autónoma, que se pueden consultar en el enlace .

¿Debo asistir a la consulta si tengo cita médica?
Con respecto a la asistencia a consultas programadas, la recomendación es ponerse en contacto con el centro para preguntar al respecto. Aquí dependerá de las recomendaciones del Ministerio, las competencias de la CCAA y la organización del Servicio correspondiente. La recomendación es en personas mayores, de riesgo, evitar las mismas a no ser que sea estrictamente necesario. Pueden solventarse en algunos casos como consultas telefónicas, pero dependerá de la Unidad correspondiente y como gestione este aspecto.

¿Qué sucede si están en cuarentena?
Las personas que han tenido contacto con alguien que tiene un caso confirmado de COVID-19, o que se diagnostica a sí mismo con COVID-19 (y tiene una enfermedad lo suficientemente leve que no necesita hospitalización), deberán permanecer en cuarentena durante 14 días. Una cuarentena es una herramienta de salud pública que se utiliza para detener las interacciones entre las personas manteniéndolas confinadas en sus hogares o en un área específica para retrasar la propagación de una infección. Si está en cuarentena, entonces tiene limitaciones de movimiento aún más estrictas que las recomendadas para adultos mayores en general. En previsión de una posible cuarentena, las personas deben asegurarse ahora de que tienen suficientes medicamentos y suministros a la mano para pasar una cuarentena de 14 días, por si acaso.

¿Hay alguna medida especial para los pacientes con Parkinson de cara al confinamiento en su domicilio?
En el domicilio, es recomendable continuar con rutinas o actividades que se podrían estar realizando en la Asociación de Pacientes o de otra forma, en la medida de lo posible. Puede ser de utilidad que desde la Asociación ayuden a guiar estas terapias.
• Ejercicios para trabajar la deglución.
• Ejercicios de lenguaje, potenciación de voz, articulación de la palabra, etc.
• Ejercicios de estiramientos musculares.
• Ejercicios de motricidad fina, marcha, etc.
• Estimulación cognitiva.
• Ejercicios de relajación, autoconcentración, etc.
• Otros ejercicios.
Además, será recomendable disponer en el domicilio siempre de una nota con la información sobre el tratamiento así como la tarjeta sanitaria.


Mensaje de ánimo y esperanza
Cumpliendo con las normas y pensando siempre también en el prójimo, será la mejor manera de contribuir a ayudar a que esta pandemia pase lo más rápido posible y con las menores consecuencias posibles. Pensando en los demás también haces lo mejor para ti y los tuyos. ¡Es algo muy serio pero hay que tener ánimo y esperanza en que lo superaremos!


Referencias:

• https://www.mscbs.gob.es/en/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/home.htm
• https://www.worldometers.info/coronavirus/#countries
• https://www.apdaparkinson.org/article/covid-19-overview-for-pd-community/
• https://www.movementdisorders.org/COVID-19-Pandemic-MDS.htm 
• https://www.esparkinson.es/recomendaciones-covid19-coronavirus/ 
 
Marzo 2020
DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA