Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

Una nueva clasificación de la enfermedad de Parkinson sencilla e informativa: estadio motor, síntomas no motores y calidad de vida.

 

• Clasificar los pacientes con enfermedad de Parkinson es importante de cara a conocer el momento evolutivo y severidad.

• El estadio de Hoehn & Yahr clasifica a los pacientes desde el punto de vista motor pero es demasiado simple.

• Combinarlo con el grado de afectación motora añade información valiosa.

• Datos de la cohorte COPPADIS demuestran la utilidad de una clasificación que incluye el estadio motor y la carga de síntomas no motores.

• Pacientes con un estadio motor más avanzado pueden presentar una mejor calidad de vida si tiene una menor carga de síntomas no motores.

• Este estudio refuerza la importancia de los síntomas no motores en la enfermedad de Parkinson.

En un trastorno neurodegenerativo como la enfermedad de Parkinson (EP) resulta útil utilizar escalas que permitan clasificar el estadio evolutivo de la enfermedad, proporcionando una información del estado del paciente. El estadio de la enfermedad de Hoehn & Yahr (H&Y) es muy sencilla pero muy útil, clasificando la enfermedad en estadio 1 (enfermedad unilateral), 2 (bilateral), 3 (bilateral con reflejos posturales alterados), 4 y 5 (estadios avanzados con limitación para caminar o sin poder hacerlo).

Sin embargo, esta clasificación es muy simple y sólo da información del estadio motor de la EP. En los últimos años los síntomas no motores (SNM) han ganado en importancia y la carga global de SNM se puede clasificar utilizando la escala NMSS (Non-Motor Symptoms Scale) en carga leve (puntuación de 1-20), moderada (de 21 a 40), severa (de 41 a 70) y muy severa (> 70).
 
Se ha observado que a mayor estadio de H&Y, peor calidad de vida. También que a mayor carga de SNM, peor calidad de vida. Sin embargo, se publica en Parkinson´s Disease por primera vez la relación entre la calidad de vida y una escala que combina tanto el estadio motor de H&Y como la carga global de SNM (HY-NMSB). El estudio corresponde a datos de la cohorte COPPADIS. Se creó una clasificación en 16 grupos que va de 1A a 4D. El número representa el estadio de H&Y: 1=1; 2=2; 3=3; 4= 4 ó 5. La letra corresponde a la carga global de SNM: A=leve; B=moderada; C=severa; D=muy severa.
Se incluyeron 603 pacientes. En el estadio 1 de H&Y y como era de esperar, los casos más frecuentes fueron pacientes con una carga global de SNM leve (A, 39.8%) o moderada (B, 29.7%), pero también incluso en estadios muy iniciales hay pacientes con una carga de SNM severa (C, 19.6%) o muy severa (D, 10.9%). Por el contrario, en el estadio 4 ó 5 de H&Y (4), más del 90% presentaban una carga severa o muy severa (C ó D) de SNM.
Lo importante del trabajo es que se observó que la carga de SNM condiciona la calidad de vida del paciente, de tal forma que pacientes con un estadio de H&Y más bajo pero una mayor carga de SNM pueden presentar una peor calidad de vida. Por ejemplo, pacientes en el estadio 1D (estadio 1 de H&Y y carga muy severa de SNM) frente a aquellos en estadio 2A (estadio 2 de H&Y pero con carga leve de SNM). Incluso pacientes en estadio 3 y por lo tanto alteración de los reflejos posturales pero con carga leve de SNM presentaban una peor calidad de vida que aquellos con un estadio 2D, es decir, reflejos posturales preservados pero una carga muy severa de SNM.

En resumen, este trabajo es importante porque demuestra que una clasificación que combina el estadio motor con los síntomas no motores nos puede dar una información mucho más acertada del grado de repercusión de la enfermedad sobre la calidad de vida del paciente. Es relevante si tenemos en cuenta que durante los primeros años el estadio motor es 1 ó 2, y dar la información con la letra A a la D enriquece mucho el conocimiento sobre el estado real del paciente.
 
Mayo de 2021
Diego Santos García
Neurología – CHUAC (Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña), A Coruña