Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

Uso de test de olfato e imagen funcional para detectar sujetos con riesgo de desarrollar enfermedad de Parkinson.

 

• El estudio PARS demuestra que un test de olfato seguido, si está alterado, de un estudio de transportados de dopamina como el DATSCAN, podría servir para identificar precozmente a sujetos que desarrollarán enfermedad de Parkinson.

• En concreto, el 67% de sujetos con déficit de transportador de dopamina frente a sólo el 20% de aquellos sujetos indeterminados y el 4% de sujetos normales desarrollaron síntomas clínicos y fueron diagnosticados de enfermedad de Parkinson.

• A lo largo de un seguimiento de más de 6 años, alguno sujetos podían pasar de tener un DATSCAN normal a alterado y esto suponer un mayor riesgo de desarrollar Parkinson.

Una de las líneas de investigación de mayor interés es la identificación precoz de pacientes con enfermedad de Parkinson o incluso de pacientes con riesgo de poder desarrollar la enfermedad. Si en el futuro dispusiéramos de un fármaco para frenar la progresión de la enfermedad, es claro que debe administrase lo antes posible. Una posibilidad es realizar pruebas secuenciales de screening. Por ejemplo, realizar un test de olfato y si éste está alterado, pasar a realizar una prueba que permita saber si el sujeto pudiera presentar Parkinson.

El estudio PARS (Síndrome de riesgo asociado de Parkinson) se diseñó en Estados Unidos para evaluar si la detección de hiposmia (disminución de la capacidad de oler correctamente) seguida de imágenes del transportador de dopamina (mediante la realización de un DATSCAN) puede identificar el riesgo de un sujeto de desarrollar síntomas clínicos de enfermedad de Parkinson. Se publican resultados en Movement Disorders de este estudio con seguimiento a largo plazo (> 5 años).

Los sujetos de una población estudiada con hiposmia completaron evaluaciones clínicas anuales y exploraciones cada 2 años con DATSCAN. Los sujetos se clasificaron en base al hallazgo en el estudio de DATSCAN inicial en tres grupos: 134 sujetos normales sin déficit del transportador de dopamina (más del 80% de la captación del marcador esperado por la edad en el DATSCAN); 30 sujetos indeterminados (más del 65 y hasta el 80%); 21 sujetos con déficit del transportador de dopamina (≤65%).

Durante un seguimiento medio 6.3 años, el 67% (14 pacientes) de sujetos con déficit de transportador de dopamina frente a sólo el 20% (6 sujetos) de aquellos sujetos indeterminados y el 4% (6 pacientes) de sujetos normales desarrollaron síntomas clínicos y fueron diagnosticados de enfermedad de Parkinson. A lo largo del seguimiento, un 40% de los sujetos indeterminados y un 5% de normales pasaron a presentar déficit de transportador de dopamina y además la conversión de imágenes durante el seguimiento se asoció con la conversión clínica posterior, es decir, que a lo largo del seguimiento, pasar a presentar déficit de trasportador de dopamina se asoció a una mayor probabilidad de desarrollar síntomas clínicos y de ser diagnosticado de enfermedad de Parkinson.
Por lo tanto, el seguimiento a largo plazo de la cohorte PARS demostró una alta tasa de conversión a enfermedad de Parkinson clínica en sujetos que tenían imágenes anormales del transportador de dopamina al inicio del estudio o desarrollaron imágenes anormales durante el seguimiento. Hay dos implicaciones importantes. Primero, desde un punto de vista de diagnóstico precoz, el test de hiposmia seguido, si está alterado, de un estudio de trasportados de dopamina como el DATSCAN, podría servir para identificar precozmente a sujetos que desarrollarán enfermedad de Parkinson. Segundo, un sujeto con DATSCAN normal no quiere decir que no pueda desarrollar enfermedad de Parkinson porque el DATSCAN podría pasar de ser normal a estar alterado y ese paciente finalmente desarrollar Parkinson. Estos datos sugieren la utilidad es estos dos biomarcadores de cara a detectar precozmente pacientes con Parkinson o en riesgo de desarrollar Parkinson.
 
Julio de 2020
DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA