Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

Uso en práctica clínica de un holter del Parkinson para monitorizar el estado motor del paciente.

 

• STAT-ON es un dispositivo conocido como el holter del Parkinson que el paciente puede llevar durante una semana que proporciona información sobre su estado a lo largo del día.

• Identifica los episodios OFF, ON, las discinesias, bloqueos de la marcha y caídas.

• Estudios previos demostraron que la información que proporciona es fiable pero faltan datos en práctica clínica.

• 27 neurólogos que lo usaron en 2020 respondieron a una encuesta de opinión después de haberlo utilizado 119 veces en 114 pacientes.

• Tres de cada cuatro pensaban que la información era bastante o muy útil e incluso hasta el 70% mejor que los diarios de fluctuaciones.

• El 81% de los neurólogos opinó que STAT-ON puede ser útil para identificar a pacientes con enfermedad de Parkinson avanzada.

• La identificación adecuada de los episodios de congelación de la marcha y las caídas fueron las limitaciones más reportadas junto con no monitorizar otros síntomas motores como el temblor ni ningún síntoma/signo no motor.

En la enfermedad de Parkinson es frecuente la aparición de fluctuaciones motoras, de tal forma que a lo largo del día el paciente puede tener momentos buenos (estado ON) que alterna con otros malos en los que la medicación deja de hacer efecto y se agravan los síntomas del Parkinson (estado OFF). Es importante su identificación porque las fluctuaciones repercuten en la calidad de vida y autonomía del paciente. Si conocemos en detalle cuando el paciente se encuentra bien y cuando mal, podrá ser ajustado mejor el tratamiento. Sin embargo no es fácil llegar a tener esta información. Una posibilidad es que el paciente cubra un diario de fluctuaciones, ya sea en papel o en formato digital en el móvil, de tal forma que apunte cada hora cuál es su estado. La limitación es que la información no es siempre fiable y el paciente tiene que estar pendiente de cubrir el mismo, pudiendo llegar a cansarse de hacerlo.
 
Como alternativa, están surgiendo nuevos dispositivos que el paciente puede llevar implantado y que monitorizan signos de la enfermedad. Por ejemplo, un reloj, que pueda detectar temblor. Otro ejemplo es el llamado holter del Parkinson, el dispositivo STAT-ON . Se trata de un dispositivo sencillo y ligero que el paciente lleva en la cintura durante 1 semana y que proporciona información sobre el tiempo en OFF, en ON, las discinesias, caídas y bloqueos de la marcha, a lo largo del día. Posteriormente esa información es proporcionada en un informe resumen (por ejemplo, el estado OFF sale en rojo y el ON en verde, apareciendo en amarillo un estado intermedio). Para poder activarlo es necesario descargar una aplicación gratuita y así verlo. Este dispositivo ha demostrado proporcionar información viable y está comercializado y dispone del marcado CE de la UE. Sin embargo, faltan datos de experiencia clínica real.
Se publica un trabajo en Neurología en el que neurólogos de toda España utilizaron el dispositivo en pacientes con enfermedad de Parkinson durante al menos 3 meses. Posteriormente contestaron a una encuesta de opinión.

Un total de 27 neurólogos participaron utilizando el dispositivo y contestando al cuestionario de 30 preguntas. Dos tercios de los neurólogos (53.8% mujeres; edad promedio 44.9 ± 9 años) trabajaban en una Unidad de Trastornos del Movimiento con una experiencia media en el manejo de la enfermedad de Parkinson de 16 años. Hasta un 41% además había utilizado antes algún dispositivo previo en pacientes con Parkinson. Se realizaron un total de 119 evaluaciones en 114 pacientes, variando desde un neurólogo que lo usó en 2 pacientes hasta otro que lo usó hasta en 9 pacientes. STAT-ON fue considerado «bastante» a «muy útil» por el 74% de los neurólogos con una opinión general media de 6.9 puntos en una escala que iba del 0 (la peor posible) a 10 (la mejor posible). STAT-ON fue considerado mejor que los diarios por el 70.3% de los neurólogos y una herramienta útil para la identificación de pacientes con enfermedad de Parkinson avanzada por un 81.5%. La identificación adecuada de los episodios de congelación de la marcha y las caídas fueron las limitaciones más reportadas.

Aunque el dispositivo presenta limitaciones y sólo recoge el estado motor y no por ejemplo síntomas no motores o no registra el temblor, la opinión de neurólogos de España sobre STAT-ON es buena como herramienta para poder objetivar en el paciente la presencia de complicaciones motoras. Es necesario más experiencia pero podría ser un método objetivo y fácil de usar que permita identificar los episodios OFF en pacientes con Parkinson para poder optimizar el tratamiento.
 

Enero de 2021
DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA