Quiero colaborar
BLOG
VOLVER

El entrenamiento de la memoria podría ser beneficioso en pacientes con enfermedad de Parkinson sin deterioro cognitivo.

 

• ¿Es beneficiosa la estimulación cognitiva en pacientes con Parkinson sin deterioro cognitivo?

• ¿Podría ayudar a prevenir el desarrollo de demencia?

• Un ensayo clínico observó mejoría en la memoria verbal 3 meses después de haber recibido un entrenamiento computarizado de memoria de trabajo.

• Aunque la diferencia con el grupo no tratado fue discreta, sugiere la posibilidad de aplicar tempranamente terapias de estimulación cognitiva.

• Estudios largos prospectivos son necesarios.

Es algo claramente demostrado que la estimulación cognitiva es beneficiosa para los pacientes con demencia y/o deterioro cognitivo, tanto con Alzheimer como con Parkinson. Sin embargo, si un paciente cognitivamente no presenta limitaciones y está bien, ¿la estimulación cognitiva es beneficiosa? Un ensayo clínico publicado en Parkinsonism and Related Disord este mes contesta a esta pregunta.
 
Se realizó en Alemania. El objetivo concreto era evaluar los efectos de un entrenamiento computarizado de memoria de trabajo en pacientes con enfermedad de Parkinson sobre la cognición. Un total de 76 pacientes con enfermedad de Parkinson sin deterioro cognitivo fueron asignados al azar al grupo de tratamiento (n = 37), que participaron en un entrenamiento computarizado de memoria adaptativo de 5 semanas, o un grupo control (n = 39). Los pacientes se sometieron a un examen clínico y neuropsicológico al inicio del estudio, después del entrenamiento y a los 3 meses de seguimiento, con pruebas de memoria verbal y no verbal. Los evaluadores eran ciegos, es decir, no conocían si el paciente pertenecía a un grupo u otro.
 
 
Todos los participantes que recibieron el tratamiento específico completaron la capacitación con éxito y contestaron haber presentado altos niveles de motivación y satisfacción con la capacitación. Los análisis mostraron efectos de entrenamiento positivos para el grupo que fue sometido al entrenamiento computarizado de memoria de trabajo en comparación con el grupo control, en la memoria de trabajo verbal con un tamaño de efecto relativo pequeño y sólo para el seguimiento de 3 meses. No se encontraron otros efectos del entrenamiento en relación con otras variables cognitivas y clínicas ni al finalizar la terapia ni a los 3 meses.

En conclusión, este ensayo clínico demuestra que trabajar adecuadamente la memoria de trabajo por parte de pacientes con enfermedad de Parkinson sin deterioro cognitivo puede permitir mejorar la memoria verbal, por lo que sugiere que la intervención cognitiva precoz podría ayudar a prevenir el deterioro cognitivo. Estudios longitudinales con períodos de seguimiento más largos y herramientas de evaluación más sensibles tendrán que probar esta interesante hipótesis.
 
Febrero 2020
DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA